Reflexiones de una treintayochoañera


El otro día fue mi cumpleaños. Me flipan esos días, me encanta soplar velas, pedir deseos y sobre todo rodearme de la gente que quiero y me quiere. Ese día iba a ser de otra manera hace unos meses, pero hay que adaptarse a los acontecimientos que van surgiendo en la vida y al final fue maravilloso. Pasé el día con mi familia, aunque faltaron algunos miembros y mis amig@s hicieron acto de presencia aunque fuera en la distancia.

Ese día pensé muchas cosas, muchas, muchas. Hace unos años me hubiese sentido una fracasada por no estar casada, ni con hijos a los treinta y ocho , pero la mentalidad me ha cambiado, así como yo he cambiado también. No hay que seguir el camino de todo el mundo, no hay que casarse, ni tener hijos para ser más feliz. Conozco a muchas personas que tienen ambas cosas y son muy infelices. Y yo soy feliz. 

Ser mujer hoy en día, ser independiente, soltera y vivir sola con una gata es para muchos un sinónimo de ser rara o tener taras. Taras no digo que no tengo (soy muy fan de Harry Potter, me encanta disfrazarme y tengo la casa llena de muñecos de colección) y puedo ser rara por estar casi siempre feliz, ser muy positiva, pasar de los comentarios de personas que me importan un bledo (o dos), viajar sola y mandar a paseo a quienes no me aportan momentos positivos... Entonces, me mola ser rara, no me gusta ser como las demás personas.

Me gusta estar en mi mundo, ser yo misma, decir a la cara las verdades, no callarme nada, ser sincera con los demás y conmigo, tener la conciencia tranquila y abrir el corazón aunque me lo rompan. Voy a seguir siendo yo a pesar de críticas (repito, me importan cero patatero)y si en el futuro me caso y tengo un hijo genial y si no, no pasa nada. Seguiré viajando, seguiré disfrutando de la vida y seguiré siendo feliz, que de eso consiste la vida.

Mañana viajo sola a Nueva York, sí sola, me gusta sentirme libre y abrir las alas al mundo. Seguiré escribiendo en el blog sentada en Central Park o Bryan Park, a lo Sex in the City. Cualquier cosilla, ya sabéis donde encontrarme :)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las palabras se las lleva el viento, los hechos ni un huracán

El karma funciona tarde o temprano

Somos más fuertes de lo que pensamos