Miedo, oscuridad, silencio - Historia de Ana


 Historia de Ana

Ana está de fiesta con sus amigas ese sábado. Había aprobado todas las asignaturas y sus padres le habían dejado volver a casa a las 5 de la mañana. Lleva toda la noche haciendo ojitos con un chico de ojos azules. Él se acerca a ella y empieza a besarle apasionadamente. El alcohol todo lo arregla piensa ella. Vamos fuera para estar más tranquilos le espeta él. Vale, contesta ella. Salen del bar y siguen besándose más y más y más. Que conozco un sitio que te va a gustar, es aquí a la vuelta de la esquina. Bueno, como quieras le responde ella.  Él le coge de la mano, pero cuando se han alejado suficientemente del bar de repente se la suelta, le arrincona contra una esquina mientras  le agarra fuertemente de los brazos. Ahora te vas a portar bien y no sólo conmigo. Ella se queda sorprendida, no entiende qué está pasando, se pone nerviosa y empieza a llorar. De pronto aparecen cuatro amigos más del chico que se unen donde están ellos dos. Entre todos le arrastran a una calle desierta. Si gritas cobras y mataremos a tu familia, así que ni se te ocurra intentar nada. Le meten en el maletero de un coche. Arrancan. Ella llora desconsolada, no entiende qué está pasando, se teme lo peor. 

Oscuridad.

La cuadrilla está tomando unas cañas en un bar. Los domingos siempre les gusta pasarlo juntos. Bueno, y los sábados noche también. La televisión está emitiendo las noticias de las 15.00: "Notica de última hora, desaparecida en Madrid Ana Gómez, 17 años, residente en el barrio de Ventas. Desapareció la noche de ayer cuando se encontraba en un bar con unas amigas. Se sospecha de que salió del establecimiento acompañada de un joven de unos 20 años, moreno, de estatura media… Se pide la colaboración ciudadana para dar con su paradero..."
Los amigos empiezan a reírse en voz baja y a recordar momentos de la noche anterior -Tenemos que repetirlo tíos, es una pasada. Noches como la de ayer no se olvidan en la vida -.

Silencio

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las palabras se las lleva el viento, los hechos ni un huracán

Somos más fuertes de lo que pensamos

El karma funciona tarde o temprano