El renacer de un corazón

En aquel paraje en mitad del monte el atardecer era impresionante. El sol tornaba poco a poco y se perdía en el firmamento, mientras Ane miraba hacia el cielo dando gracias por sentirse en paz y respirando vida. La energía fluía por las laderas de las montañas y le enviaban aliento y fuerza. 

- Que nunca pierda la ilusión. Que nunca pierda mi esencia. Que nunca me pierda. Y que siempre ría en silencio porque la vida es maravillosa aunque haya tormentas invisibles que parecen invencibles - pensaba Ane mientras estaba sentada mirando el paisaje lleno de castaños y pinos - Soy fuerte y valiente y el mundo está ahí para mí de nuevo.

La luz empezó a ir desapareciendo mientras Ane empezaba a encontrarse, a sentirse y a vibrar, como hacía mucho tiempo que no lo hacía. Y se dio cuenta de que el secreto de la felicidad es estar tranquila y disfrutar de todo intensamente. 

El pasado en el pasado quedó. Su pueblo de Almería se iba perdiendo en su recuerdo a medida que iban desapareciendo los destellos de luz. Es duro romper con todo, es muy complicado volver a empezar. Hacía apenas unos días que había roto con Roberto, su amor desde los 15 años.

Cerró los ojos y alzó la cabeza en dirección al cielo. Abrió sus manos, las levantó levemente y pronunció - Muchas gracias por todo lo bueno que aprendí de ti, por los buenos momentos que vivimos juntos, por las risas, por la complicidad, por las miradas y tus abrazos. Todo eso me lo llevo conmigo y te envío paz y amor. Espero que seas muy muy feliz porque a las personas que he querido siempre les desearé que les pase lo mejor-.

Ane se enjuagó sus lágrimas nada más terminar y sonrió. El sonido de una cascada cercana le hizo salir del trance. Se quitó la ropa y fue a fundirse con el agua, a sanarse del todo y al salir comenzar su nueva vida.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Las palabras se las lleva el viento, los hechos ni un huracán

El karma funciona tarde o temprano

Somos más fuertes de lo que pensamos

El Amor volverá

Mi reflexión en época de coronavirus

WhattssAps de medianoche

Toca la trompeta

Nada príncipe, nada siempre

No te lo calles nunca

Dedicado a quienes sonreímos mucho :)